jueves, 30 de diciembre de 2010

"Hay que tener aspiraciones elevadas,
expectativas moderadas
y necesidades pequeñas".

jueves, 23 de diciembre de 2010

Descubrí que entre mis latidos gozan amenos algunos pulsos de aire.

¿Qué es ser feliz?.


Ser uno mismo,

y soportarte.

Con una gran sonrisa que no imponga el frío de la calle.

domingo, 19 de diciembre de 2010

"Si la vida te da limones,
haz con ellos una limonada."

Y punto.

martes, 7 de diciembre de 2010

Me siento débil.
Y fuerte.

Ilusa, pero llena de ilusión.

Le faltan latidos a mi corazón para bombear tanta sangre.

Me falta la oportunidad,
pero estoy llena de ganas.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Un golpe de madurez como pisotón de palo.

Fuerte.

Débil.

Fuerte.

Más fuerte.

Cierra el corazón un momento, ahora mandan mis ojos.
Tápalo con un pequeño manto de plomo y algo de cemento.
Pero bien tapado.

Actuar con madurez a veces requiere falta de agrado.

jueves, 2 de diciembre de 2010




Gestiono el tiempo a mi manera.

Hoy quiero un poco de abril, pero con un paisaje tierno.

viernes, 26 de noviembre de 2010

¡Y pum!

Pero ando de pie.

Es bueno tener los pies muy pegaditos al suelo :)

martes, 23 de noviembre de 2010

Ese momento en el que tooodo el mundo conspira en tu contra: movilízate,

ponte un gorro de payaso y grita, a pulmón abierto.

En el fondo, nadie, y menos quien daña, puede partir el viento.


Grita, que lo escuche el mundo entero,

GRITA con alma y pecho. Y hazlo, también, a oídos de los ciegos.

Es un consejo.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Frente a cálculos irrelevantes, despisté mi mirada un segundo de tu abrazo.

Sé que jamás volveré a sentirlo, pero no me duele.

Sé que no volveré a rozar mi alma con espanto.

Eso tampoco me duele.

Seré feliz mientras, por si acaso,
alguien se para a rasgar la coraza de lamentos y estira sus brazos.

Seré feliz un tiempo. Pongámoslo como preparativo.

Será un paso firme. Un destino.

"No quiero ser aire, ni tierra, ni mar".

---------------------

Dejando atrás versos de agenda, querría decir algo:

Soy poeta a destiempo. A placer. A base de alma, llanto y latidos.
No me llames poeta por reducir sentimientos a palabras,
las sílabas son sólo etéreas representaciones de una vida.

Soy poeta a destiempo y en el tiempo. Y me da igual que no me llames poeta.

Soy quien quiero. Ali YPunto.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Reconozco que aún se pegan mis botas al suelo cuando sueño,

pero es sólo un paso para terminar de perderlo todo en mi propio hogar.

Ya no agudiza el tiempo mi miedo, ahora sólo somos aire sin mar.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Tudo o que chega, chega sempre por alguma razão...
Fernando Pessoa

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Paso,

paso,

paso,

tranco... ¿Tranco?. Pues salto.

Paso,

paso,

paso,

Puedo decir que voy aprendiendo una buena lección. De las más importantes de mi vida.

Y también puedo decir que me apetecería estar lejos de mi mientras la aprendo. Puede ser, por ejemplo, "A kilómetros de mi".

Ví la estación del tren pasar, y di el paso:
me quedé parada,
ausente, mirando, asustada y expectante,

y quieta.

Se estaba parando el tiempo,
el tren abría sus puertas, y aunque la maleta parecía marcharse,
no marcharon mis manos.

Se paró el tiempo, durante unos segundos,
todo estaba cambiando,
quería salir corriendo y gritar todo el tiempo...

Pero estaba parada, mirando al tren, mirando

al tren.

Ví como se hacía hueco el tiempo entre mis ojos,
entre mis lágrimas que se destapaban despacio,
y se cerraban las puertas y se acababa el mundo.

Ya no hay marcha atrás,
ha pasado el tren y acabará muriendo en el olvido.

Acabará muriendo, helado, distante,
como mueren los sentimientos sin su abrigo.

Acabará conmigo.

martes, 9 de noviembre de 2010

Hoy es el día de dar un paso al frente.

Echarle narices al mundo y abrigarme con el aire.

Hoy no vale nada lo que nada vale.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Mueren mis labios ésta noche.

Era el beso del adiós y pensé que era el de vida.

Muero yo con él. No quiero ser aire.
No quiero ser tierra. No quiero ser nada.

Levantar el vuelo es mi última esperanza.

Necesito ayuda.

jueves, 28 de octubre de 2010




Cierra los ojos ahora, si tienes miedo;
que yo miraré discreta, sonreiré un tiempo,
recordaré que desaparecer, a veces, es una buena idea.

Cierra los ojos, cielo. Seas quien seas y donde te escondas,
yo no espero si no es perfecto.
Si tienes miedo, ahora, no contemples:

Mover las manos también cubrió deseos.

Disolverse en el infierno será ahora
producto de mi responsabilidad.

No quiero ser princesa de aquel cuento
,
me gusta ser cicatriz, sonrojarme y perderme en el tiempo,
equivocarme y reír, disfruto si me caigo y al levantarme vuelvo.

Me gusta arroparme cuando tiemblo, pedir ayuda,
aprender rápido y errar de nuevo. Levantar el vuelo.

Sentirme real y mía, no quiero ser princesa
de aquel cuento.

lunes, 18 de octubre de 2010

Intentaré hacerme la dura en un mundo en el que triunfa la ausencia de corazón.


Quién sabe, quizás, algún día,
aprenda.

Al fin y al cabo,

aquí no gana quien sueña, sino quien hace soñar.

domingo, 17 de octubre de 2010

Tenía miedo de la realidad.

Ahora la tengo encima.

Tengo miedo de lo que pueda hacer.

viernes, 15 de octubre de 2010

Pablo Neruda.

"Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como esta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche esta estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo."

lunes, 4 de octubre de 2010

Saudade

Toco madera en mi nuevo vuelo,
el silencio inunda mis estribos, desnudos ante el frío.
El sudor frío en mis labios entrecortados,
las palabras tibias, que amenazan con cambiar su rumbo.
Valientes y cobardes se disfrazan mis ojos atentos,
descuido mis manos este otoño vago.
Tocaré madera, por si el viento recoge mis susurros en la noche,
tendré miedo y seré fuerte,
puedo encadenar mis gritos a las esquinas viejas de este país amargo.



Saudade,
saudade,
ni te extraño ni te añoro,
saudade que me falta el viento.
Saltaré muy alto, tanto,
tanto,
que subiré las plantas viendo borrosos los escalones del camino.
Volaré donde quiera soñar,
describiendo las rosas de las colinas escarchadas,
entre metro y espejos,
cartones de madera.
Para tocar y probar suerte
quizás aún no sea tarde,
y mañana, temprano, despierte arropada entre nuestros sueños.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Metro

"O tempo perguntou ao tempo, quanto tempo o tempo
tem. O tempo respondeu ao tempo, que o tempo
tem tanto tempo, quanto tempo o tempo tem "


Con tiempo, podré hacer un resumen de mi "nueva" vida más adelante.

Por lo pronto, dejo este pequeño trabalenguas que leo día a día en el metro, reconozco que éste es un lugar muy poético, y el idioma muy... bohemio.

Pero no triste.

Es un lugar genial :)

domingo, 5 de septiembre de 2010


Desdichada infancia de lobos que devoran nuestras almas sin piedad,
pequeñas manos llenas de virtuosas creaciones
que desgastan destreza con lápices de colores.
Sonrisas de terciopelo en miradas que encandilan la más fría pared,
y algún tropiezo con llanto de amapolas, el abrazo corrosivo cuando siente doler.

La mezcla perfecta del placer cotidiano,
en ojos de un dulce corazón.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Bar (unidad de presión)

Crujen los vasos desde el bar,

y veo el palpitar de las miradas, borrachas ya,

sonrisas etílicas de pequeños sociólogos.

Hay vidas e historias entre aquellas cuatro paredes,

cumpleaños felices y partidos perdidos,

cafeína rebosante para despertar temprano;

los buenos días, y las tardes.

lunes, 23 de agosto de 2010

Necesito cambiar de vida.

Zapatos nuevos y un nuevo cinturón.
Algún pantalón desgastado.
Nuevas pestañas, menos marcadas;
tez más suave.

Me dibujo con soltura.

Dedicaré varias horas en costuras,
no puedo dejarme los labios inacabados,
ni algún beso perdido en las esperas.

Dedicaré todo el aínco de mi espalda cuarteada,
no habrá tinieblas ni enemigos en el espacio,
quizás ni haya espacio. Quizás ni haga falta.

He trazado la línea de la paciencia.
Creo que ésta vez más corta,
"si no hay cuerda, no se tira".

Pinto con mis dedos, también, alguna otra línea.
La de la esperanza, con verdes oliva y abundantes sonrisas;
la de la calma, para los trayectos largos llenos de piedras;
la de la madurez, para tomar las decisiones con los pies en tierra.

La de la vida,

que demuestra que cada pequeño momento ocupa un hueco en la memoria.

Me dibujo con soltura,
escribiendo con destreza.
Una palabra, una nota, una pequeña caricia,
todo sumergido en momentos que el corazón salta en una cama elástica,
o la razón pierde el norte en pleno laberinto.

Una palabra de aliento, desasosiego del alma,
nos brinda la oportunidad de ser alguien,
me espera cercana.



martes, 17 de agosto de 2010

Un pequeño regalo para un gran dia :)

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!

¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

Pablo Neruda.

lunes, 9 de agosto de 2010

9 Ago 2010

Acaba mi cumpleaños y he dejado un recado pendiente:

Voy a buscarte entre las sombras.
Y me da igual el color del principito.
Sólo quiero encontrarte y decirte mil cosas.

He dejado un recado pendiente:

Quiero enamorarte,
cada día, un poquito.
Un poquito más. Cada instante
quiero volverte a ver sonreír.

Cada instante de tiempo que queda sumida en lo infinito del aire,
la ráfaga de vaivenes que desmoralizan los turbios sonajeros del miedo.

Destronaré de cada reino la maldad de sus actos,
con acritud, sin contemplaciones,
no habrá ser viviente que se libre de actos solemnes.

Hoy, destronaré cada organismo que me hizo descender,
y llamaré al destino por su nombre.
Lo llamaré esfuerzo, o suerte.
Pero no sangre ni lágrimas,
mi reino no entiende de latidos desmembrados. Digo.
9-8-1989

Prometí no volver a llorar a escondidas.
Prometí no volver a callarme. No cerrar la boca.
Prometí sacar a pasear mis miedos, para que salgan corriendo.
Prometí empezar a dar lo mejor de mi.
Prometí confiar en quien quiero.
Prometí empezar a ser alguien, llenarme de metas y lograrlas.
Prometí darle importancia sólo a las cosas que merezcan la pena.
Prometí luchar, luchar cada día con el corazón en mano, y hacerlo latir hasta que contagie al llanto, ría.


Se prometen mil cosas, a veces cuesta cumplirlas.

Sólo desearía poder decir que no todas las he cumplido a tiempo. He podido perder por el camino grandes tesoros. Pero no quiero seguir perdiendo, y a día de hoy, mis promesas quedan cumplidas.

Todos necesitamos a veces un escarmiento. O un abrazo.

Me toca el abrazo. Lo estaré esperando.

Tengo ganas de sonreír.

En realidad, mi corazón es tuyo, y tu sonríes.

Tengo ganas de sonreír, éste será un buen cumpleaños.

Porque lo que invade el corazón es mucho más de lo que ven unos ojos,
hay sueños que llevan el sello de una libertad próxima, y una vida próspera.

Confío en los ojos que amoldan mi espalda.

Y sonrío al recordarlos. Sueño con que todo sea como siempre.

Perfectamente imperfecto.
Indudablemente feliz.

Feliz cumpleaños.. a mí misma, por qué no :p

viernes, 6 de agosto de 2010

Y decir, qué podría decir.
Que te echo tanto de menos,
que ésta noche la estrella más bonita parecía haber perdido el nombre.
Y decir, qué querría decir,
"desespero en tu ausencia",
y deseo tu regreso, expectante, sonriente,...
Te echo
de menos.
Cada hora que pasa parece dar la campanada del año.
Cada minuto abriga mi sueño y entorpece mi almohada.
Cada segundo sueño con volver
a sentir tu presencia.

Decir, qué decir:

Te echo de menos.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Cuando se te ocurre estudiar,
y una niña pequeña decide que es momento perfecto para excavar la mesa con el bolígrafo (atravesando previamente un folio), y un niño chico, envidioso, coge otro boli, papel, y sus mejores canciones del "cole" para amenizar la tarde,
sacas la conclusión del momento: Es hora de merendar.

El problema es que hoy he merendado tres veces, mañana tengo que llevarlos a la piscina, y probablemente esto sólo sea el comienzo.

Socorro.

------------

Por otra parte, aquí todo es paz. Tanta, que aburre. Y con el calor jienense típico, hacen de ésta semana, la menos deseada. Pero no está tan mal la verdad, habrá maratones de pelis, internet, perritos que callar cuando ladren y pasear cuando coman, y una televisión siempre con el volúmen al máximo para acercarnos a la civilización.

-----------

Ya queda menos, 6 días. Y un pañuelo.

...................

pd.: Ahora no pintan, no cantan. Gritan, porque había un libro de ISII (Ingeniería del Software) que molestaba y se lo han tirado a la cara. ¡Qué monos, oyes!

lunes, 2 de agosto de 2010

"Es todo tan triste en esta esquina,
que hasta a la luciérnaga del naranjo de enfrente se le fundió la bombilla."


Aquí, guardar el luto no es vestir de negro. Es no abrir la boca porque la lengua tiene color.

Aquí, en vez de morir mi abuelo, ha muerto la casa. Han muerto las flores, los recuerdos están manchados y quien vive quiere acompañarlo...

Pues pongamos algo de vida, a colorines, en este cuento :)

domingo, 1 de agosto de 2010

Dar un paso al frente con los trapos puestos.
Me rio de lo afable que se estima el viento cuando la inoportuna tormenta desliza sus dedos.

Me hago una idea, bastante concreta, de cómo va a acabar esto.

Y el miedo revuelve mi estómago,
recordando si no creo.

Lo curioso del asunto
es que no puedo creerlo.
Y lo malo de las dudas
es que machacan la conciencia,
o incluso alguna falacia inquieta.

"Se me estresan los dientes y los sueños".
He descubierto el trasfondo de mi alma.

Sabe a miel.
Olor melancólico y sonrisa de a pie.

He recitado mi corazón en alto,
donde nadie me escuche,
y con los ojos cerrados,
donde todos me oyen.

Y he vivido un tiempo,
entre tormentas y llanos.

Me niego a ser alfombra,

quiero ser aire,

el viento que roce tus manos.

viernes, 23 de julio de 2010

"No desprecies a nadie, un átomo hace sombra".

miércoles, 21 de julio de 2010

"Sé feliz"

Pues nada,

supongo que es lo que toca. Si no soy capaz de ser una buena hija, tendré que dejar de ser una hija.


Jamás pensé que pasaría esto.
Estaba avisada, pero tanto... no.

Ahora a tirar adelante como nunca,
estudiar como jamás se me habría ocurrido,
rendirme únicamente a lo mínimo.

Y jamás, nunca más en la vida,
dar oportunidades a quien no me quiere.
Así no me podrán fallar.

Permitir el primer bofetón fue un error.
Permitir los demás, maltrato.
Dar el último, el peor, el de la traición. Un bofetón que destroza el corazón:
Eso, ha llegado demasiado lejos.

Que te sean leves los calzones. Y que limpies mucho.
Demasiado orgullo para poder arrepentirte,
o para aceptar que ya nada volverá a ser como antes.
Ya sabes, cuando él te insultaba y tu le dabas la razón.
Ahora la diferencia es que vas a estar sola cuando tengas miedo.

Esto no es, ni fue, ni será una familia.
Aunque pretendas aparentarlo.

martes, 20 de julio de 2010

Una pena que me odies...

Ya no tendrás quién te limpie los calzones.

¿Sabes para qué sirve la lavadora?.

¿Sabes que hay un estropajo y se usa para limpiar platos?

¿Sabes que existe la fregona?

¿Sabes que la comida no se prepara sola?.


Que disfrutes de lo que te mereces. Ya iba siendo hora.
Sé feliz... contigo, ya sabes, solo. A ver si tienes "cojines" de aguantarte.

domingo, 18 de julio de 2010

Ni en el más crudo infierno serías bien recibido.

Ni eres mi padre, ni lo serás jamás.
No vales para aguantar ni que te aguanten,
no vales para querer, ni para que te quieran.

Jamás conocerás una caricia. En tu vida todo es trabajo, e intereses.

No sabes el cariño que existe en el mundo,
tu sólo ves manipulación y dinero.
Yo sólo veo odio en tus ojos,
vacío en tu corazón,
mierda, mierda y más mierda en tu coraza.

Jamás conocerás nada que no se cuente en euros
o que no se implemente.

Tienes los latidos de hierro embarrados con cenizas.

Pero no puedes, ni podrás con nosotras.
Un maltratador no se merece nada.
NADA.

Por mucho que quieras dañar,
todo a tu alrededor será la misma suciedad que vomitas con insultos.

No quiero volver a verte.
No sufriría tu ausencia, ni un segundo.
Se acumulan los desahogos insostenibles,
desatornillados con ternura,
Se estilizan mis pasos, más lentos, temblorosos,
asustados;
mientras se cubre de una valiente capa mi alma.

Vida, ya no es vida, ahora espanto.
Vida,
ya no me sabe a vida,
es de tacto recio y estriado.

Pero el cielo se cubre de estrellas y todo se pierde.
Desaparecen las nubes y mi corazón se abre,
aunque sea un momento,
un instante de lucidez, de sentimiento pleno:
Vuelvo a sentir "mi vida".
Acaricio con los dedos alguna luz del fondo,
la que más reluce,
y me devuelve con ternura un soplo de aire fresco.

Vida, que no es vida, tendré que buscarla.
Ahora entre otras sílabas, en otra palabra tierna.
Vida, puede ser aire,
cielo,
nubes,


o alguna estrella...

jueves, 8 de julio de 2010


Pienso que se apodera de mi la debilidad de la incoherencia,
que me pierdo en el prado verde, y se tiñen de colores mis latidos.
Pienso, y al pensar, siento. Y al sentir, vivo.

Pienso que las cosas no son fáciles cuando parecen obviedades,
y tras la tapadera se encuentra otro mundo.
Pienso que me pierdo en la odisea de las preguntas sin respuesta,
y sólo el tiempo podrá señalar si es mi camino.




-----------(Te recuerdo, abuelo)----------

viernes, 18 de junio de 2010

Me cuenta mi alma que ando despistada,
que acuso a mi corazón de idiota,
a mi alma de descarrilada.
Me cuenta mi alma que he perdido el sueño.
Poco a poco se va esparciendo. Se van esparciendo
todos mis sueños.









-----------(Te recuerdo, abuelo)----------

sábado, 12 de junio de 2010

Acabo de desconectar completamente, y mandar a freír espárragos mis ganas de estudio.

Me asalta mi gran pregunta...

¿Dónde queda esa línea entre responsabilidades y un poquito de locura?
Hasta dónde es lógico aguantar,
y cuándo hay que terminar todo.

¿Dónde queda la cuesta de enero si ya estamos a junio y no se termina?.
Quizás quede tiempo o el tiempo se esté agotando.


Es el momento preciso para tomar una decisión rotunda.
Pero el veredicto sigue esperando el paso del tiempo.

Se resquebrajan los latidos, moribundos,
que ya no disciernen los días ni los llantos.
Se aparta el mundo, separándose a fuerza bruta de mis ojos,
empujan con brazos gigantes y se agotan mis manos
(que pretenden evitarlo).


La cuesta, o la calma.
Es sólo una decisión. Y el tiempo también toma decisiones.





-----------(Te recuerdo, abuelo)----------

jueves, 10 de junio de 2010

Me siento rara.

Debería pasar los días llorando,
o triste, muy triste.

Pero no, no exactamente.

Me siento rara,
y me falta un abuelo.

domingo, 6 de junio de 2010

Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: "De aquí no pasarás".

No hay muros
donde las paredes se hacen transparentes.

jueves, 3 de junio de 2010


De tanto me arrepiento,
de tanto,
que últimamente me trago las palabras como folios enlatados
y desfiguro con la cara los trazos desconsolados de la vida,
como diluyendo cada sílaba de aliento en mis labios.

De tanto, tanto, me arrepiento,
que no puedo corregir el espanto de mi rostro
cuando pretendo ahogar la rabia de un tiempo desconfiado.

De ser tan débil me arrepiento,
de no ser fuerte ni llevar una capa de coraje en mis manos.

Me siento a mirar por el balcón descalzo,
como si fueras a vivir ahora,
como si nada hubiera pasado.
Debí irme a tiempo,
cuando todo estaba bien,
debí irme cuando era el momento exacto,
y sobraba en el lugar que buscas.

Me arrepiento de todo.
También de mis pasos.
Un corazón débil con una sonrisa gigante.
Me quedo con la sonrisa,
con las ganas y los ánimos.
Me quedo con una gran despedida y algún miedo.

Todo lo meto en la mochila antes de darte el último adiós.


Digamos, por ejemplo, hasta pronto.


Hasta pronto, abuelo.

domingo, 30 de mayo de 2010

He desfigurado el rostro del ciego,
que en la inmensidad del océano se niega a mirarte.
Hoy escribo ténue,
como la voz sin plomo,
libre,
como las palabras de aliento,
y viva,
como los corazones descalzos que buscan ser alguien.
Hoy, más que escribir,
limito mi alma a un recital tierno,
quiero extender mis brazos,
levantar mis manos,
achicar los dedos y verlos desvanecer
buscando latidos que digan ser sanos.
Busco la palabra apasionada
de la que todo el mundo habla,
quiero acariciarla, sentirla cerca,
quiero la oportunidad de enamorarla.
Busco la palabra más dulce,
perder los papeles, ruborizarla con un beso llano.
Busco la palabra que llena mi garganta,
mis labios, mis manos y hasta mi cama.

Te busco, palabra,
te espero, sentada,
quiero verte llegar.

miércoles, 26 de mayo de 2010

En clave de humor...

¿Qué es confiar a ciegas?.

Es estrellarse.





Y... ¿qué es confiar?

Es estrellarse... pero disfrutando del paisaje.
Ya que estamos con el temita....

"Algo pequeñito... uo uo uo...
Algo chiquitito... uo uo uoo..."


Y ya, cada cual, que piense lo que quiera :P

Este finde contestaré a los blogs y seguiré con el ritmo normal... los exámenes no son lo mio y me están ahogando un poquito.

Saludos!
Vestida de un nuevo hábito,
uno más alegre y campechano,
algo abierto y airoso.

Vestida de un traje que se desprende de debilidades y miedos,
podré ser quien quiero.

Podré serlo.


¿O no?

domingo, 23 de mayo de 2010

Edredón nórdico,
pluma, camiseta ancha,
y muchas horas mirándome los ojos y escuchando sólo
un poco de mi aliento.

Con eso basta para ahuyentarme
e intentar escapar de la mejor manera posible del mundo.

Y debo admitirlo,
no me gusta este ritmo de vida.

miércoles, 19 de mayo de 2010

No es ser impaciente,
sino inoportuno.



-------------------

"Aparte de que ha fallecido, este hombre está en perfectas condiciones físicas." (CSI)

martes, 18 de mayo de 2010

Hace tiempo ya que murió tu cuerpo.
Se habla de cáncer, pero no de fuerza.
Dicen que te destierra a un futuro doloroso repleto de horrores desconocidos.
Se habla de muerte. De muerte, fría e infinita.

Pero no se habla de tu sonrisa
horas antes
de que muriera tu cuerpo.

Aún te recuerdo algunas noches.
Recuerdo esa risa contagiosa, la naríz puntiaguda,
sonrisas a todas horas.
Con eso me quedo.

Aunque se muera tu cuerpo,
y sabiendo que jamás podrás escucharme, te recuerdo:
De ti aun queda mucha vida por vivir,
aunque quede sumergida en otra piel.

A M. Joaquina. Porque me hace sonreír tu recuerdo.

viernes, 14 de mayo de 2010

Nombre pálido de tenebrosas palabras,
pierdes el alma en un suspiro y no te armas de coraje.

En ascuas quedan mis ojos
mientras pretenden desenvolverse en un presente extraño.

No hablo de futuro, me conforta el abrazo de cada mañana.

Ismael Serrano

El mundo es una pesadilla
y yo he sido tan feliz.
El mundo se derrumba y gira
pido disculpas por vivir.

--------------------------------------------------

Aún queda tanto por vivir,
tantas cosas por hacer
aunque pesen los fracasos.
Cuántos veranos perdí
buscando aquella canción.
Siempre estuvo en tu regazo.

Nuestro error nunca fue amar
como si el jodido mundo
acabara en nuestro abrazo.
Que nadie te haga pensar
que no fuimos los mejores
cuando el sol ardía en tus labios.

Vuelvo y te encuentro en las cumbres y en el lodo,
la verdad es que te encuentro en casi todo,
siempre o casi siempre te encuentro.
Quizá por eso vuelvo.

------------------------------

Si se callase el ruido
oirías la lluvia caer
limpiando la ciudad de espectros,
te oiría hablar en sueños
y abriría las ventanas.
Si se callase el ruido
quizá podríamos hablar
y soplar sobre las heridas,
quizás entenderías
que nos queda la esperanza.

-----------------------

Nunca dejes de buscarme,
la excusa más cobarde
es culpar al destino.

----------------------------------------

Y voy y me levanto cada mañana,
feliz y seguro.
Me hago el desayuno,
me lo sirvo en la cama,
y allá voy,
menudo soy,
me dedico un arrechucho:
sexo seguro,
sin riesgos, sin contemplaciones,
dudo que nada me satisfaga mejor que un servidor,
menudo soy para el amor.
Y qué le voy a hacer si la gente
me condenó al olvido, a ser autosuficiente,
si con eso sobrevivo, que no es poco,
mejor loco que mal acompañado.

lunes, 10 de mayo de 2010

EL MUUNDOO

Es un mundo que se desliza por el hielo,
un paraíso que tiembla en nombre de la gente,
que titubea al mirar o al sentir destellos incesantes
de nubes pelirrojas.

Es un mundo pacífico y tenebroso,
se refugia en mis manos, y en ojos ajenos
sedientos de esperanza difusa.
Plagado de excéntricos que dicen conocerlo,
de locos y canallas que corroen sus paredes
(y su techo).
Es un mundo desconocido, aunque vivamos en él.
El corazón es un mundo colorido,
relleno de rojo oscuro y de pálida tez.
Jamás conoceré sus entrañas
hasta que no crea en él.

El
corazón
es un mundo
de fantasía y desconcierto.
¿Quién se atreve a surcarlo, sin herirlo,
y a llenarlo de destinos?.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Abiertos los ojos vemos más lejos.
¿Abierto el corazón?.
Sentimos más lejos y más fuerte. O morimos en el intento.

Y yo quiero ser valiente.

No tener la verguenza de decir que no lo he intentado.

Abierto el corazón,
hoy, seremos más débiles o más expertos.

Y yo quiero ser valiente. Yo quiero serlo.

jueves, 6 de mayo de 2010


Descuida, si el cielo vaga desnudo por el horizonte,
será porque planea un futuro obsceno, en tu nombre.

Tenemos inquilino nuevo por aquí.
Va a ser divertido, gatito lindo.

Cuando consiga bluetooth, pasaré fotos del minino :D

domingo, 2 de mayo de 2010

Es curioso el tiempo.

En un puñado de tiempo, cambié el sentido de mi vida,
con toda la valentía del mundo, y sin miedo a nada.

En un montón de tiempo, confié mi corazón, y con él,
todos los motivos y detalles que envuelven mi día a día.

En un esbozo del tiempo, todo ha muerto. Y mi alma,
corazón, las razones y las circunstancias, velarán su entierro.

Y todo pasó así, en un rato. En un rato de tiempo.
Y decir, que los sueños no tienen discapacidades
ni andan cojeando por las esquinas
suplicando aliento para seguir caminando.

Y sentir, que darle importancia a todo,
intentar no tropezar con la piedra de 10 toneladas,
es imposible. ¿Y qué?.
Las piernas son fuertes, te ayudan a levantarte.

Y saber, que si me voy hoy, me traerás de vuelta,
si hace falta, de las orejas. Pero lucharás.

Un corazón, una mente.
Me quedo con el primero.
Se está blandito, siempre tiene un huequito para mí, no entiende de razones ni intereses.
Sabe amar un corazón valiente.

Se puede ser feliz sin labios


viernes, 30 de abril de 2010

Arenas de soledad


Empezar de nuevo
sin destino y sin tener
un camino cierto que, me enseñe a no perder la fe
y escapar de este dolor sin pensar en lo que fue
¿cuanto aguanta un corazón sin el latido de creer?


En lo bello en la verdad de la esperanza
de esta sed de amar
en los sentimientos que se quedan
sueños que perduran
y busqué y subí y fui preso entre las alas del amor
sin distancia y sin recuerdos
en las arenas de esta soledad

Presa de un silencio roto
hijos del amanecer
que nunca alcanzó esa luz, tan confundida en el placer
y cierro los ojos, sólo para comprender
cuánto aguanta un corazón sin el latido de creer (8)


Habana Blues :D

martes, 27 de abril de 2010

Pesadillas

Pasos de hurones desteñidos
invaden mis sueños.

Se cae la cortina del dormitorio,
amanecen pequeños destellos de alma más allá.

Se oye con rotundidad el latido, latido
que marca mis labios.

Al unísono, despierto...
¡Grito!.
Callo.

(No, no y no. No me gustan las pesadillas. Ni antes, ni ahora, ni nunca.)

sábado, 24 de abril de 2010

Es una sensación extraña.

Como si llevara puestas unas botas catiuscas e intentara andar por un campo embarrado.
Pues el tiempo es barro,
y las botas se quedan pegadas a él.

Es una situación incómoda que promete durar mucho.
Pero mis botas no aguantarán tanto barro ni los pasos borrosos.
Y las botas no se cambian, mejor yo salgo del terreno.

martes, 20 de abril de 2010

Leyes de Ali vol.1

Máxima 1:
Que las penas se quedarán en casa, a partir de éste instante.
No saldrán de mi boca ni de mi alma. Cansa mucho.

Máxima 2:
Se acabó decir hasta pronto y tonterías. Hasta ahora, o hasta nunca. Así dejo de lejos cualquier ambiguedad que pueda causar mi falta de mala fé.

Máxima 3:
Daré, siempre, la parte exacta de lo que me dan. Si no tengo, no doy. Mirad que sencillo.

Máxima 4:
Mañana no tendré tiempo ni para tener ganas. Fijate... que cosas.

--------------------------- . -------------------------------

Por cierto, día malo donde los haya. De principio a fin, con estacazo y patada en las espaldas. Y una ración de matar ilusiones idiotas doble.
No está mal.

lunes, 19 de abril de 2010

Un estornudo de rayos, truenos,
y centellas.

Y unas ganas inmensas de... bueno.

Pues eso.

viernes, 16 de abril de 2010

Recuerdo...

No es en mis manos donde siento la vida,
que no son mis ojos, ni mis labios,
sino algo que indaga mis entrañas y aviva mi aliento.
No es en el día a día, ni una rutina desmedida ,
es el alma que me acompaña y tiñe mis latidos.

Recuerdo,
darle más importancia a una promesa que a la vida,
regalar a diestro y siniestro mis pasos,
sobrevivir al naufragio de lo incumplido y las mentiras.
Nada acaba si nada empieza,
y nada empieza si el primer paso no lleva todos los sueños.

No quiero marcar un camino,
quiero vivirlo. Saber que mañana será un día importante.
Mis uñas desalan esas mil ideas que figuran mi ilusión,
estrecho los dedos, hombros en orden, mirada sigilosa,
y cuerpo al frente.

No es afrontar, ni enfrentarse,
es distinguirse con fuerza y soltura.
No es afrontar, no es enfrentarse, que no.
Es ganar. Ganar. Ganar. Y punto.


No es en mis manos donde siento la vida. No son mis ojos, ni mis labios. No son los pies con los que camino ni las manos con las que me agarro. Es el alma que me impulsa, son los sueños que me mantienen con vida, el carisma que sonríe por mi, el corazón que inquieta mis noches y los latidos que cantan al son de mil emociones.

No es en mis manos donde siento la vida,
es la vida la que pule mis dedos.

martes, 13 de abril de 2010

He destronado al rey de su silla mágica
y lo he estacionado en doble fila.

Porque me apetecía.

sábado, 10 de abril de 2010


Incredulidad.
Incertidumbre.
Incoherencia.
Incongruencia.
Impotencia.

¿A qué juegas?

jueves, 8 de abril de 2010

Parece irreal, pero vive con nosotros.

Parece obsceno. Y lo es.

Parece mentira.

miércoles, 7 de abril de 2010

Troceando los cordones de mis zapatos conseguiré no volverlos a pisar.

¿O no?.

domingo, 4 de abril de 2010

Poesía de nadie. Versos para nadie.

Poesía de calle, de escalofríos y escarlatas,
poesía de las ramas del árbol
donde se derrama mi alma.

Escribo cuando tengo que decir algo importante,
pero no puedo decirlo.
A veces no escribo.

Escribo en letras grandes y aspavientos,
a veces ni lo intento, de chicas sílabas danza el mundo.

Hoy escribo entre una armoniosa mata de nervios,
desde la esquina de la cama donde me siento,
con el corazón helado al lado del infierno.

Escribo con tino,
y normalmente desatino escribiendo.
En el entresijo de papeletas de palabras que anudan mi mente,
escribo a lo que sale, o a lo que siento.

A veces describo, respiro e inspiro.
Y siempre, de corazón escribo.
De suspiros se compone mi alma,
y desteñir mis ojos en un folio, es motivo perfecto.

Escribo, inscribo.
Escribo, describo.
Agonizo y sollozo
mientras escribo.

sábado, 3 de abril de 2010

Puestos a excentricidades...

ME GUSTA...

Me gustan los gusanitos, al brasero, con alguna serie de fondo, y las magdalenas de chocolate.
Me gusta tumbarme en el parque, al sol, cerrar los ojos, e imaginar sobre todas las cosas.
Me gusta escuchar el agua deslizarse sobre las piedras, mientras invento juegos de palabras apoyada en cualquier roca solitaria.
Me gusta salir corriendo sin mirar atrás, por el paraje más calmado.
Me gusta comerme los filos de las pizzas al día siguiente de hacerlas, y echarle colacao a los yogures antes de comérmelos.
Me gusta limpiar los platos con agua caliente, y enjuagarlos con rapidez.
Me gustan las tostadas de aceite con pimienta, y el café con toda la leche fría.
Me gusta abrazar, y sentir un abrazo.
Me gusta gritar a pulmón abierto al final de la vía del tren, justo después de salir corriendo.
Me gusta hacer reír, y no me importa mi reputación ni si parezco más despistada de lo que soy.
Me gustan las fotos, que me recuerden todas las ocasiones distintivas de mi vida, y me gusta emocionarme al ver las cosas que se han quedado atrás mientras yo tomo decisiones.
Me gusta aprender que cada día es una ocasión nueva para ser feliz, que no importa si se viene o se va, sino si se queda, y cómo.

Me gusta despertarme con canciones optimistas, porque sé que me alegran el día.
Me gusta escuchar musica en todos lados, mil canciones, mil letras, y siempre adecuándolas a la situación del momento.
Me gusta afrontar mis miedos, darme cuenta de lo poco importante que resultan las palabras malcriadas para mi alma.
Me gusta conseguir lo mejor de mí, y de los míos, coger una idea y lograrlo todo. Que no lo fácil es lo importante, que lo necesario es ser el más ingenioso.
Me gusta derretir el chocolate de los donuts antes de comérmelos, y pringarme las manos.
Me gusta escribir, porque es el camino más sincero de hablar conmigo y conocerme. Porque con poco esfuerzo consigo ser alguien. Porque esforzándome, además, soy alguien importante. Al menos para mí.
Me gusta asomarme a la ventana y saborear el olor a café, mientras intento reponer mis fuerzas y despegarme de las sábanas.
Me gusta madrugar y sacar alguna idea tonta para sonreír desde el primer momento.
Me gustan los retos, y ser un reto. Y lograr un reto. Y perder un reto. Y volver a intentarlo.
(No terminar lo empezado es algo parecido a terminar lo no empezado).
Me gusta ser feliz, porque así puedo proponerme hacer feliz a los demás, y eso consigue que llegue lejos.
Excentricidades aparte,
no está mal un poco de tensión en medio de la muchedumbre,
mientras esperas que cambie el mundo o te rasguen la coraza.

No está mal Semana Santear con mil formas distintas de colorear el mundo y jugar a ser el perro más perro, o el día de extrañar al cielo.

Excentricidades aparte,
todo está igual que siempre,
y nada igual que nunca.

lunes, 29 de marzo de 2010

Hola censura, saludos escudo.

¿Qué es censura?. ¿Qué un escudo?. ¿Qué es de todos esos pensamientos que se cuelan por la mente cuando más quieres evitarlo?.

Hacía tiempo que no escribía con un poco de "trama emocional" real. Escribir sobre pensamientos que salen hacia mis dedos sin pensarlo, y después matizarlos para esconder, al menos un poquito, mi identidad.

Tantos cambios, tan poco tiempo. He podido sentir de todo. En parte, asigno a mi corazón la palabra "miedo". A menudo, esa palabra es sólo un dibujo con el que enfatizar el millar de ideas distintas que se estrellan contra mi pecho. Jamás se está tan inseguro de hacer algo, como cuando te decides a hacerlo.

Hace un año y casi 9 meses, era tan incrédula como feliz. No entender nada, y no importarme ni si andaba descalza por un suelo de afilados cristales. Era asquerosamente feliz. Me despertaba con una ilusión deslumbrante, unas ganas de dar mil pasos y volver a caminar.

Hace 8 meses, crujía mi corazón día y noche. Recuerdo pensar en mil formas de arreglar el caos que vivía conmigo. Desde una "pausa" amorosa temporal (que no duró ni una semana), hasta cerrar los ojos, apretar manos y latidos, y mandarlo todo a freir espárragos, sin dejar paso a pensamientos o sensaciones. Jamás antes me sentí tan imbécil, y tan sola. Esa pausa amorosa finjió ser un adelanto de lo que iba a llegar. Que la distancia es el olvido. Que si no se puede, es mejor alejarse. Que si he sido capaz de alejarme, no nos merecemos estar juntos. Que si tú también te alejaste, aumentan mis razones. Ahora se ve todo tan claro... Antes sólo recordaba que era la hora de la llamada diaria (o la segunda llamada diaria), que echar de menos era lo necesario, lo lógico. Que estaba errando, lo demás había sido sólo un desliz. Que lo seguro, era siempre lo importante. Recuerdo, incluso, haber intentado distanciarme un poquito, durante un tiempo, para volver luego con más ganas. Todo porquería que esconde una realidad vacía. Sabía que en ese camino tenía una seguridad real sobre mi alma. Pero me faltaba algo grande, y cuánto me alegro ahora de haberlo sentido.

Y hoy... hoy han pasado un año, 8 meses y algunos días. Hoy veo cosas desde lo lejos, cosas como recuerdos, en los que antes era incapaz de indagar sin desear profundamente volver atrás. Y hoy, sonrío más que nunca, porque todo está en orden, se ha colocado lo esencial. Él es completamente feliz porque ha encontrado lo que realmente necesitaba. Jamás me hubiera perdonado seguir con algo que había muerto.

Y es cierto, que a veces se me escapa alguna lágrima, recordando ese abrazo que hacía que me sintiera completamente protegida del resto del mundo, sin importar la hora o el lugar. Pero es la lágrima más feliz del mundo, no me cabe duda.

Hoy, además, es la primera vez que me atrevo a abrir esa carpeta de fotos que ha permanecido aislada todo este tiempo... Reitero, de nuevo, mis alegrías.

Y ahora me pregunto de nuevo: ¿Qué es censura?. Por ejemplo, haber ocultado todos los miedos que se reunieron en mi alma cuando necesitaba un abrazo. Esas ganas de llamar por teléfono y dar marcha atrás. Eso era censura.

No creo que le importe a nadie si saco de mi corazón y de mi mente hasta la última idea que esconda. Ni creo que sea posible, sin perder la salud de amistades. Hoy, me apetecería soltarlo todo de una bocanada. Pero no es el momento.

¿Qué es un escudo?. Escudo, es eso que protege del frío, que no permite hacer locuras, que esconde en el fondo algo de sensatez. Es lo que hace que no te cuente todo lo que quiero, porque no debo. O porque no hace falta.

A partir de mañana... A partir de mañana tendré 24 horas diarias para pensar en mi, de lunes a domingo y cada mes, sin vacaciones ni tiempos parciales. Porque yo lo valgo, oyes.

¿Alguna otra pregunta?. Ea.

Hola censura, saludos escudo;
me apuesto el cuello a que mañana
nos volveremos a ver.
Sólo... un poquito de pensar. Sólo.

Sólamente centrar, y encaminar, buscar no más allá de lo obvio.

Esquivar el resto y recuperar lo seguro. Lo infinítamente perfecto. Lo que no se escapa ni juega a las cartas.

Sólo... un poquito MENOS de pensar en bobadas.
Me canso del mundo que no quiere encontrar una salida.
Me canso, de escribir, y decir tonterías.

De soñar me canso, de levantarme cada caída.

Yo quiero una historia, de esas que lo bueno es ser imperfecto, errar, y aprender, caer, y levantar. Estar siempre arriba era imposible y se derrumbó todo por propio peso. Yo quiero ser eso. Esa esclava de los despistes, que despierta alguna sonrisa. Jamás se me olvidó levantarme por la mañana.

Yo quiero esa vida perfecta de situaciones distintas, quiero ser feliz, y no tener miedo de gritarlo.

¿Qué busco en ésta vida?. Creo que todo: Ganas de visitar el lugar más extraño y bello, ganas de aprender nuevos idiomas, nuevas culturas, de salir, entrar, de esforzarme para demostrar que siempre hay algo mejor. Ganas de sentirme útil en el mejor de los trabajos, de sonreír una mañana y mirar a otros ojos sonreir.

Ser feliz no es un estado o condición. Es una realidad, que fluye, que le susurra al alma palabras incluso tiernas. Yo quiero una casa en calma, un perro gracioso, cariñoso, un idioma extraño en el ambiente. Yo quiero poder hacer reír. Contar mil anécdotas y sobre todo, sentir. Esa paz interior, ese mar que ondea al son de los latidos.

Nada como tenerlo todo en ésta vida, para explotar en ganas de distinguir y superar.

Yo confío, pero no a ciegas.

domingo, 28 de marzo de 2010

Cuando pierdes el ánimo y destierras la esperanza,
centras el estilo de vida más sano y predecible
y apartas la locura del sentir, para otro momento.

Si antes no sabía sentir, ahora no sé olvidarlo,
o no quiero.

Me falla algo en ésta historia, algo no encaja,
que si espero, todo se resiente,
ahora duele más y ha pasado el tiempo.
Puede que nada importe, y sean sólo tonterías.

O puede que sea cierto lo que dicen,
y un corazón sano no es nadie, si está solo.
Enmudecer los latidos y activar la vena libros.
Exprimir mi mente, como antes,
y destripar el jugo hasta ahora dormido.

Tengo dos opciones, dos salidas, o dos túneles perversos.
Agachar la cabeza y pensar,
o levantarla y vivir.
Arriba, abajo.

Del pecho extraigo mis sueños,
y rechazo todo daño que pueda exhumarme de miedos.

Arriba, abajo.
Asciendo del subsuelo en un tiempo.
Con algo de suerte, prometeré tentar a mis recuerdos con bombas del sueño.

No quiero tener miedo. Sólo eso.
Ser feliz, tenerlo todo. Todo cuanto quiero.
Y progreso.
Mi mente se dispone, y mi alma se conforta.

Seré quien soy un tiempo, más sincera que nunca y sin alzar el infierno.
El tiempo cruje entre obviedades que separan mi alma de mis neuronas.
El tiempo raspa mis entrañas y ahoga mi cuello.

¿Hasta cuándo el descanso?.

Sólo temo a las heridas que no se terminan de olvidar.
Y más que temer... Desaparezco.

sábado, 27 de marzo de 2010

Crear y destruir,
ordenar y desmontar.

Mi cuenta atrás empezó hace tanto,
que perdí la cuenta.

¡Anda!. Qué bonito se ve el precipicio
desde arriba.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Día raro.
De esos que a los caracoles se les cambia el color del pelo
y a los conejos se les secan los bronquios.

Día raro.
Cierra los ojos
despista la verguenza y los temores venideros.
Abre la puerta del sentido
y sentimiento.

Rompe el escudo, al menos un rato,
deja que ventile dentro
aunque todo esté estancado.

Siente.

lunes, 22 de marzo de 2010

Me disfrazo de tinieblas en una noche callada,
escucho pasos y risas más allá de la ventana,
hipócritos latidos de cuerpos borrachos.
Me asomo desde el sofá, sin pararme a estirar las piernas,
miro, y sólo veo tierra.

Me disfrazo del árbol de enfrente,
ya de día, entre almas que amanecen alarmadas,
y sonrío cuando ríe el niño al que le roban la nariz.

Soy la cristalera del bar que huele a café,
la silla coja y la mesa que tiembla.
Soy el zumo del sano,
y la tostada del hambriento.
Soy las manos, las llaves, soy los ojos,
el chaquetón, aun sin calentar, que desprende frío.
Soy un día lluvioso y el olor a nuevo de las calles.

Soy cada pequeño detalle que me devuelve a la vida,
casi sin darme cuenta, cada mañana. Mientras despierto
acurrucada aún entre las mantas.

Soy... sueño. Y tus latidos en silencio.

sábado, 20 de marzo de 2010

Me resisto a acrecentar las piedras del camino.

Rechistan las copas de vino al fondo de la sala.
Levanto la mirada,
y se asoma desde el fondo de mi alma mi gran coraza,
que vino a protegerme,
de la inocencia y la audacia.
Creo que me protege del daño ajeno
que pretendo causarme yo misma.

Llamémosle nada.

La pregunta es sencilla. Proteger esconde. ¿Esconder mejora?.

Tengo un escudo que ralentiza los latidos de mi corazón dependiendo de lo que mi mente le indique. Se hace frío, y se forja en paseos invernales al son del borracho de turno que siempre, siempre, se acerca a saludar. Muere a ratos o para siempre. Para siempre es un sueño, a ratos lo cierto.

Y jamás me abandona sin más.

Bendita coraza.

Estoy tan cansada, tan harta y tan acabada,
que la rutina no es más que una parte más de no verte.

Vaya frenazo. Sentí hasta el golpe al final del pasillo.

Ando dando pasitos hacia atrás.
Bienvenido mi pequeño escudo anti-golpes.

Hasta otro día. Si siempre vuelves.
Será la rutina del término de semana.

viernes, 19 de marzo de 2010

Y describo con mis dedos aún mojados
el contorno de una vida idílica.

Que pase el tiempo y me arranquen los labios.
(Por si acaso)

:D

martes, 16 de marzo de 2010

Y descubro

que mi fachada se compone de esqueletos corpulentos,

mientras mi corazón indaga

en el rastro que dejaste al irte.

Tanto tiempo no es mucho. Es demasiado.

Y si es lo importante, que me busque en ésta noche solitaria...
"Otro milagro de la primavera".

domingo, 14 de marzo de 2010

Es que el tiempo pasa y se congeló el mundo en un estado infinito,
del que no despertamos.

Es que se agota. Y no importa. Nada importa. Ni me importa.

"Llueve,
y en mi ventana te echo de menos,
los días pasan y son ajenos,
el frío me abraza y me parte en dos"

martes, 9 de marzo de 2010



Frías quedaban hasta las uñas,
cuando las estrellas se abrazan entre sí, y el calor
se derrama bajo el suelo.

Fría, se congela el alma. En noches como ésta.
Es un bonito día para rendirle culto a los libros que interesan.

Estoy segura de que arañando poco a poco un tejado, acabo entrando por la puerta grande de la casa.

A arañar pues.

(Pues si, hay que estudiar desde el primer... mes)

viernes, 5 de marzo de 2010

Es de esos días, que salen raros.

Que pones un pie en el suelo por la mañana, y sabes que no habrá agua caliente en la ducha, el café saldrá malo, cerraré la puerta tan fuerte que acabe despertando a todos los vecinos de alrededor.

Si dan noticias, serán malas; si vas a algún sitio en coche, se avecina multa, o avería, o quizás algún golpe. Si coges el móvil, o se queda sin batería, o la antena del pueblo resultó caer la noche de antes. Incluso, con un poco de suerte, caerá el móvil al suelo, como golpe de gracia.

Se olvida cómo coger las bolsas sin tirarlas, cómo andar sin tropezar y cómo caer sin sentirse ridículo. Esto último, imposible.

Es de esos días, que sabes que no deberías tener a nadie cerca, porque acabará cobrando de tu mal estar. Pero no te fuiste.

Jamás sabría dar las gracias que mereces cuando, casi sin quererlo, transformas un mal día en un día genial.

Te sueño, y sonrío.
Disfruta.

jueves, 4 de marzo de 2010

Ni sienta ni siente. Daña y punto.

Es maravilloso el cielo, estrellado.
El conejo escondiéndose entre matorrales, asustado.
Los vasos de café llenos en la mesa, hirviendo.
La paciencia, esperanza, y las ganas. Dime dónde. Dilo.

Ni sienta ni siente.

------------------------------------------------------------

Al olmo viejo, A. Machado

...
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.


Preservar el ozono de mi alma
es cuestión de escudos.

Mantengo uno para mi pecho, otro para mis ojos,
el más grande, para mis labios ajenos.

Preservar anudados, corazón y mente,
requiere sólo de esfuerzo pleno.

lunes, 1 de marzo de 2010

Ti nó ni nó (8)


Husmeantes las sombras que atraviesan el frío invierno
cobijadas entre sonrisas que dicen ser de otros,
paso, paso a paso, se van destripando los actos venideros,
consideramos que el viento vino siempre consecuente
al movimiento de mis brazos.
Sigilosa y escalofriante, el alma se refujia entre tus dedos,
abrir los ojos y sentir calor ajeno,
la calma de una paciencia extraña y común entre los dueños
que aún no han dejado parte de su coraza en el intento.

No sé si es sueño
o que deseo tanto acercarme al cielo
de la mirada perfecta.

Te sueño.

jueves, 25 de febrero de 2010

Está cianótico el cielo ésta noche.
O eso, o mis ojos se sienten extraños sin tu presencia.


Y entonces, llega el burro, y se come a la doncella. Pobre pato.
Me pierdo y no encuentro
el lugar donde me abandona
el frío invernal,
y la osadía de no escucharme.

Hasta luego, hasta nunca, o hasta nada.

Hasta basta.

martes, 23 de febrero de 2010

Tengo los ojos morados de tanto recordar
que el cielo es eterno, y mi alma gira detrás.


Qué lindo oye... :D

miércoles, 17 de febrero de 2010

Opiniones varias, soluciones oportunas.

Resbalé esta mañana y nadie vino a socorrerme.
Me tiré a la carretera y nadie vino a alejarme.

Opinar en éste mundo de locos no es más que un paso más para demostrar que, lo importante, al menos, no es llevar la razón, sino imponerla.

Yo me niego a vivir entre difuntos corazones, enredándome por minutos en lianas creadas con orgullo y vanidad. Allá arriba, en el cielo, con los pies bien aireados del suelo, se vive mejor.

Y, ¿sabes?. Sin tanta mugre por medio, me parece incluso más real.

lunes, 15 de febrero de 2010

Silent please


¿Y qué decir?.

Es mejor decir... nada.

Todo acto conlleva consecuencias,
cada detalle malea el viento.

Es mejor callar
hasta que la tormenta pase.

Si callo es porque conozco.
Si conozco es porque callo.

Si callo y desconozco, es que asimilo
que no estoy en pleno cuento de hadas.

¿Y qué decir,
pudiendo despachar la boca de meneces insensatas?.

Adoro el silencio.

Boooooombaaaaaa (8)




Desnudo las pupilas de mis ojos,
que vienen danzando desde la noche sigilosa.
Echando un vistazo a las suelas de mis zapatos,
que volverán a ser eternas.
Enmudeciendo mis labios, de fina crema,
hidratando mi corazón con un día nuevo.
Andar, y andar, y mirar mis pasos,
y los que vienen.

Fruncir el ceño, o hacer una mueca extraña.

Correr por el camino, y correr más y más.

Abrir los brazos, que se oxide el aire a mi paso,
si las nubes no quieren mostrarme el cielo,
les gritaré a pulmón abierto.

Que tengo ganas de empezar de nuevo,
que tengo ganas de empezar de nuevo.

domingo, 14 de febrero de 2010

Por la vía del tren...



Paso,
paso,
tranco,
paso,
tranco,
paso,
paso.

Es dulce ver el mundo desde fuera,
pasear y sacar a relucir escombros del suelo,
y no del alma.

Paso.
Paso.

Que si algo importa, de verdad, no se marcha...

Tranco.

Que la tierra gira siempre,
aunque mis manos se empeñen en señalar lo eterno.

Paso.
Paso.
Tranco.

Qué dulce se ve el invierno,
cuando al pasear, mirando al suelo,
levantas la vista y te das cuenta

de que en el suelo, la belleza no se estampa.

Paso.
Tranco.
Camino.

sábado, 13 de febrero de 2010

Hay un hilo y todo pende de él.
Yo no quiero vivir en un hilo.

¿Quién?.

Espero.
Mi punto de equilibrio.


Desternillante, desordenado, caos insólito, imperfecto, indispuesto, incongruente.

Y todo como cada cual quiere que sea.
Así será. Me siento un pasito atrás de distancia,
un camino delante, de vida.

Y otras mil razones vi en sus ojos
para desaparecer en un instante...
y dejar de molestar en ésta esquina.

Jamás habrá futuro
donde no haya presente. Que quede claro.
Que quede claro, que no entristezco por nada.

Ni jamás lloro por gusto.

martes, 9 de febrero de 2010



A unos segundos de ser estrella o estrellarme.

A un rato de perderme de vista.
Que no sufra el cielo, puede que ni se inmute con el llanto de las olas.

¡Qué bien que voy a dormir yo ésta tarde!.
¿Qué es eso que se estrella con las paredes de mi corazón,
me anuda el cuello, cierra mi estómago, y enfría mis pies?.

Deben ser... gases. Tengo que espantarlos.

¿Cómo?. Tengo una idea. VALOR.

Salir corriendo sin mirar el horizonte, así el límite,
se limita a no exitir y me deja descansar.

Que hoy toca ser feliz, aunque no duerma.

El resto, lo arreglaré mañana.

lunes, 8 de febrero de 2010

... Y resulta que el frío entierro de las almas en el corazón
es una plaga, una conspiración que fluye sobre las venas del hombre...

Es curioso, cuando sabes que se avecina algo malo,
huele feo en el campo.

Aquí, digámoslo suave, huele a mierd*.

viernes, 5 de febrero de 2010

Oops! I did it again.



Vale, tarde, como siempre.

Y bien aprendida que me han plantado la lección.

A mi se me estrellan las opciones en la cara,
yo no aprendo, me aprenden.

No tardaré en perderme.
Y para colmo, el oído. ¿Por qué me levantaría yo esta mañana?.

martes, 2 de febrero de 2010

Que si es desagradable la calma del mar, lo es.
Dentro lleva marea con incesantes giros y espantos.

Que si no tengo prisa, es cierto.
Sabré hacia dónde señalarle al náufrago
si me dice que el destino se escribe con una mota.

Y bien es cierto que la prisa no me llama,
casi tan cierto, como que la brisa me envenena,
y ésta no es la salida. No la buena.

Sigo en pie porque me empuja el instinto,
y si se marcha no tendré miedo de seguirlo.

Me agobia llevar al cuello la soga del remedio,
darme cuenta de que todo ha sido sólo un cuento.
Si no te desvives en los sueños,
después son ellos quienes se encargan de dibujar lápidas de ilusión moribunda.

Que son excusas que no se formulan con la boca,
y hay corazones que perdieron la fortuna de amar.


La inocencia se lleva dentro o no se lleva.
Y yo la he perdido. O eso creía.

sábado, 30 de enero de 2010

Y van tres.



Decir, decir que nada cambia,
pero mi corazón sigue cansado.

Decir, qué decir.
Que la vela de mi dormitorio se está apagando.
Empieza a ser desconsuelo elocuente y fugaz
la idea de soñarte.

Decir, ¿qué podría decir?.
Que nada ha cambiado,
pero mi corazón sigue cansado.
La esperanza me chiva que el cambio atiende.

Digamos, entonces, que no aceptaré, jamás,
ser la moneda de intercambio.
Que yo, ya, me he cansado.





--------------

Mienten los que dicen que no pasa nada,
cuando la verdad en nuestra cara estalla,
no tengo ganas de escuchar mas farsas,
mentiras, mentiras.
Locos de la rabia que llevamos dentro,
todas las palabras se las lleva el viento,
y en mi paso por la vida siento,
que hoy no entiendo de nada.

-------------- Efecto Mariposa.

viernes, 29 de enero de 2010

Recordando

Y resulta que el reloj no sólo indica la hora,
además modifica la soltura para pensar si estás en el sitio correcto.

Que me pierdo, y no me encuentro.

He vestido con una sonrisa el árbol de la esquina,
mañana le diré al oído que todo está bien, que el mundo gira.
Si no anda, le describiré el cielo, los edificios,
la inmensidad del océano y la arena cobriza.

Oscuro abismo el que separa
tu sonrisa de la mía.

Al verte no recuerdo más,
que echarte de menos.

Que el mundo gira y todo está en su sitio.
Muy a mi pesar. Pero sin dudarlo, se estima correcto.

Hasta pronto, creía. Hasta nunca, es cierto.

jueves, 28 de enero de 2010

De nuevo

Another time,
the same way.

Another.

miércoles, 27 de enero de 2010

Be happy.

Que el tiempo coloca las cosas en su lugar.

Si no teñí mi pelo de espanto,
será porque la esperanza aún se escondía entre las rejillas de la noche.

Hoy, seré rubia. Por ejemplo.

martes, 26 de enero de 2010

Wait, wait, see



¿Lo ves?. ¿Lo ves?. ¿Dónde miras para no verlo?.

sábado, 23 de enero de 2010

Cómodamente lejos.

Si no quise ver lo cierto,
ahora cambia mi punto de vista.

Ni un minuto más seré el payaso de feria,
ni uno.

viernes, 22 de enero de 2010

Si descuido un rato mi alma,

será la coraza que vino a protegerme.

Si descuido un dia mi corazón,

será un despiste del cielo haberme perdido.

Si descuido un poco más mis ojos,

será momento de buscar un nuevo espíritu donde mirar.



Si me descuido un poco,

se hará tarde. Y no vuelvo si me marcho.

miércoles, 20 de enero de 2010

I C




Mientras haya camino, habrá forma de tropezar con todos los obstáculos.


I'm so nervous, and too tired.

Y punto.



Saltanto afiladas barras de acero me encamino a un mundo extraño.
Ahora tengo dos caminos:

Si el hielo hiela, quiero fuego.
Si la llama arde, quiero hielo.

Y si el hielo quema y la llama hiela, quiero perderme de vista,
no quiero ser eso. No quiero ser mezcla ni mezclarme.

Por una vez, por todas. Quiero ser única. En especie o en espacio.

Pero ya no comparto.

martes, 19 de enero de 2010

¡Gualaa!

Despacito vuelco mis sueños en tierra desconocida.
Ya no tengo miedo ni ganas de tenerlo.

El cansancio va nutriendo una coraza valiente, que protege,
despistando hasta los susurros que se esconden bajo mi almohada por las noches.

Ya ni pienso, así no hago miedo ni ganas de tenerlo.

lunes, 18 de enero de 2010



Certifico la hora de su muerte:
Dos segundos antes de que se pare el mundo
y tres estornudos frente al lago de los lamentos.
Que el corazón se enfría mientras se hielan los sueños,
y evitarlo es un error si el daño queda hecho.
Certifico la hora de su muerte:
Y hoy, su corazón, con esfuerzo, seguirá latiendo.
Pero lejos.

La soledad jamás abriga, y hoy siento frío hasta en el alma. No me vale con un consuelo ya, ni el tiempo pasa en vano. Todo se hace eterno. Eterno.

A lo mejor desatornillando un poco mi corazón, sobrevive un poco más de tiempo.
Tic, tac, tic, tac. Se repite el cuento, de nuevo.

domingo, 17 de enero de 2010

Falso imperante, vulgar desternillante.
Rallajos seguidos, marcan desanimados.

Está bien visto el cambio descrito.
Está bien visto lo tan desconocido.
Hay algo. Haylo.

Con estilo.



Y es en la obviedad de lo objetivo
donde se explica bien la realidad.

¿Tan cierto es que algo va mal?.

Tanto, como ganas y empeño pone el alma
en conquistar lo deseable.

Es un juego.


"Un, dos, tres,
el escondite inglés."

Saltar y reir, es lo que apetece.

"Un, dos, tres,"
son las veces que pienso volar hoy;
ya veré dónde, o cómo.

"El escondite inglés."
Será el lugar donde decida plantar mis sueños.

viernes, 15 de enero de 2010



Desbordados los estribos de un cabello teñido,
ya sólo queda recordar lo que queda
entre tu cuerpo y el mío.

Turnando los sesos a un camino predecible, aflijido,
centrarme tiene que ser un reto, y un camino.

Blop blop blop... (8) Como una pompaaa (8)

jueves, 14 de enero de 2010

Ya lo sabia (8)




Temer es la gran capacidad humana para conseguir que se cumplan los sueños.

Temeré a la vida,
a la felicidad,
a la esperanza, la calma, los sueños, el cielo,
temeré tanto a la ilusión, que ella misma tendrá el valor de mirarme.

Temeré ser feliz, a la libertad y a la valentía.

Incluso a la osadía de hacer realidad cada decisión.

Y que Murphy se apiade de mi, y no rompa el encanto de funcionar siempre...

miércoles, 13 de enero de 2010

Blau

Recuerdo el alma vacía en un amanecer rebosando escombros,
también descubro que, en el fondo, aprendí a perder el miedo.

Es bueno aprender algo, espabilar a tiempo,
es necesario sentir la puñalada para devolver los sueños.

Descubro un mundo nuevo, inesperado.
Hacerle frente será mi mayor consuelo.

Naciendo todo el tiempo,
recordando cada instante,
dibujando experiencias en trazos de tela,
viviendo.

martes, 12 de enero de 2010

Se estremecen las lunas cuando asciende el pecho a la llanura.

Entonces, es eterno el grito y extraño el sueño. Anochece. De nuevo.

Discordantes las estrellas que danzan a tu lado. Grito sonoro. Llanto.

De nuevo.

domingo, 10 de enero de 2010

Domingo.



Me cansé de escribir cuentos de hadas.
El hecho está bien claro, y yo bien sola escribo.
Importa más el tiempo pasado que el real. Al menos, importa.

Jamás seré princesa, de aquel cuento.
No me digno a perder mis horas, ni mos ojos.

Jamás seré la princesa
de ningún cuento.