miércoles, 4 de agosto de 2010

Cuando se te ocurre estudiar,
y una niña pequeña decide que es momento perfecto para excavar la mesa con el bolígrafo (atravesando previamente un folio), y un niño chico, envidioso, coge otro boli, papel, y sus mejores canciones del "cole" para amenizar la tarde,
sacas la conclusión del momento: Es hora de merendar.

El problema es que hoy he merendado tres veces, mañana tengo que llevarlos a la piscina, y probablemente esto sólo sea el comienzo.

Socorro.

------------

Por otra parte, aquí todo es paz. Tanta, que aburre. Y con el calor jienense típico, hacen de ésta semana, la menos deseada. Pero no está tan mal la verdad, habrá maratones de pelis, internet, perritos que callar cuando ladren y pasear cuando coman, y una televisión siempre con el volúmen al máximo para acercarnos a la civilización.

-----------

Ya queda menos, 6 días. Y un pañuelo.

...................

pd.: Ahora no pintan, no cantan. Gritan, porque había un libro de ISII (Ingeniería del Software) que molestaba y se lo han tirado a la cara. ¡Qué monos, oyes!

1 comentario:

Javier dijo...

Jajaja, a mi me pasa casi igual pero con 2 niños pekeños de 28 años y otro niño pekeño de 23 jajajajaja

Animo xikita 6 dias? pañuelo? :S

Un bsote ;)