lunes, 8 de noviembre de 2010

Mueren mis labios ésta noche.

Era el beso del adiós y pensé que era el de vida.

Muero yo con él. No quiero ser aire.
No quiero ser tierra. No quiero ser nada.

Levantar el vuelo es mi última esperanza.

Necesito ayuda.

1 comentario:

Javier dijo...

Me sobra un red bull lo queres? :)