viernes, 29 de enero de 2010

Recordando

Y resulta que el reloj no sólo indica la hora,
además modifica la soltura para pensar si estás en el sitio correcto.

Que me pierdo, y no me encuentro.

He vestido con una sonrisa el árbol de la esquina,
mañana le diré al oído que todo está bien, que el mundo gira.
Si no anda, le describiré el cielo, los edificios,
la inmensidad del océano y la arena cobriza.

Oscuro abismo el que separa
tu sonrisa de la mía.

Al verte no recuerdo más,
que echarte de menos.

Que el mundo gira y todo está en su sitio.
Muy a mi pesar. Pero sin dudarlo, se estima correcto.

Hasta pronto, creía. Hasta nunca, es cierto.

3 comentarios:

Javier dijo...

Fiussss caaasi pero no :D

Ñam (yo contrataco JOJOJO)

Ali y Punto dijo...

O_ O

Javier dijo...

Amos a ver no te flipes.... tu?? destreza??? já, hago como que me meto una retorta, pero eres tu la que va detras y CATAPLÁM!!!! lisssssssta

PD:Cualkier persona ajena que lea esto, que no haga caso XD