martes, 29 de septiembre de 2009

Sacando(me) de tiento


Aleatoriedad: Tu camisa en mi almohada.

Organizando mi vida desde un nuevo punto de mira. Ya soy más fuerte. Mi escudo ya es más fuerte. Si lloro, será por la pena de no saber por qué llorar. Si rio, será por las ganas de volver a escuchar. Si callo... será porque no es mi turno de palabra, o porque mis palabras no tienen cabida en ésta tierra. Si nervio o si calmo, será la razón que yo explique.

Elijo si pierdo o gano. Y gano, gano en paciencia, en alma, en fuerza, en calma, en sueños, experiencias, en miedos, tenencias, en misterios, indecisiones, daños, colofones, tardíos, tempranos, en vida, en años.

Y digo con rotundidad, a grito disparado: GANO.

No tengo el don de estar congelado. Mi mundo es cálido. Mis manos quieren estarlo y se tiemplan al escribir poesías de encanto. Mi alma busca y mis sueños trotan. Seré feliz sonriendo ahora.

Cuando tenga ganas de pelearme, será con el espejo del baño. Miraré para llamarme idiota. Me responderá idiota. Veré la cara de idiota que dejo en el reflejo, y me reiré de la idiotez que escondo figurando.

¿Que el mundo es efímero?. Ni lo es un sentimiento ni una decisión. Lo demás...

Lo demás para quien quiera tomarlo.

3 comentarios:

Javier dijo...

Nunca se mu bien a lo que te refieres pero weno :p.
Veo que ultimamente no hay mucho comentario asi que te pongo yo algo jaja.

Todo lo que pones ahi está muy bien, que tomas tus decisiones, que hacer,que hablar, cuando reir, que sentir... pero ¿estás segura que puedes hacerlo?¿puedes elegirlo todo? y con todo no me refiero precisamente a donde vas a ir esta tarde o que vas a escribir mañana (no se si me explico)
Si eres capaz de decidirlo todo y hacerle caso a esa decisión, me vas a tener que enseñar me parece jeje.

Cristinaa dijo...

A mí tb me gusta que me insulte el espejo, me grite... que me diga lo que quiera, porque si me lo dice será porque yo quiero.

La fortaleza se encuentra con el tiempo, aunque sea a base de "huir" de lo que te hace no serlo. Aunque, a la vez, lo q te hace débil te ayuda a ser fuerte... Cuestión de tiempo que seamos las dos las q necesitemos un espejo para discutir, una almohada para morder, o una cama para pelear. Eso me gusta, ¿a tí no?
Un beso mana, y me alegra poder saber que sonríes como nunca has hecho =D

Ali y Punto dijo...

Javier: Sé que puedo hacerlo. Aprender a depender de mi, y sólo de mi. Si es lo que toca, hay que enfrentarse sin más. No es algo que se aprenda... más bien es algo que tiene que llegar, y punto. Cuando algo no quiere andar, hay que pegarle un empujón. Mi empujón es sencillo: Lucharé sólo por quien luche por mi. Quien luche... de verdad. Sin más.

Piti: ¿Cóoooomo que como nunca?!!. Sonrío a menudo enana, por estos lugares las decepciones se ven llegar y duelen menos. Además... no soy apta para depres... eso no va conmigo já

Saludos a l@s dos!!